Productos

Testers

Testers de pH, Conductividad, Sólidos Totales Disueltos y Temperatura

En 1986, Hanna Instruments revolucionó la forma en que se mide el pH con la introducción del pHep® (papel electrónico de pH). Este tester sacó la medición electrónica del pH del laboratorio, brindando al público en general, agricultores, estudiantes y muchos otros usuarios acceso a un medidor de pH que era altamente preciso y fácil de usar. El medidor también era muy asequible a un precio inferior a 50 dólares. Desde la introducción del pHep, Hanna Instruments ha estado a la vanguardia de la tecnología innovadora de testers. Nuestras innovaciones incluyen el primer tester con un electrodo de pH reemplazable, los primeros testers combinados que pueden medir múltiples parámetros, el primer tester con una gran pantalla LCD de varios niveles que muestra lecturas de pH y temperatura. Hanna Instruments ahora ofrece una extensa línea de testers específicos para aplicaciones, diseñados de manera óptima para muestras difíciles como queso, carne, masa de pan, vino y cerveza, por nombrar algunos.

Medidores Portátiles

Hanna Instruments tiene una larga trayectoria en la producción de medidores portátiles innovadores. Las innovaciones incluyen el primer medidor de conductividad portátil en 1980 que utilizó un diseño de cuatro electrodos para permitir la medición en una variedad de rangos. En 1984 presentamos el primer medidor portátil basado en microprocesador. El microprocesador permitió la calibración automática en lugar de utilizar botones para la calibración manual. En 1990, Hanna presentó el primer medidor portátil resistente al agua. Los medidores portátiles a prueba de agua son ahora el estándar en muchas industrias debido a la posibilidad de que se mojen en agua o soluciones lo que podría dañar la electrónica sensible. Continuamos con la mejor tecnología disponible para introducir mejoras en el sistema de medición para ayudar a garantizar lecturas precisas y confiables.

Los medidores portátiles están disponibles para las siguientes categorías:

  • pH y pH/mV
  • pH/ISE
  • CE/TDS/Salinidad
  • Oxígeno Disuelto
  • Multiparámetro

Medidores de Sobremesa

Tituladores

Refractómetros

Test Kits Químicos

Los kits de prueba de Hanna son una forma sencilla de realizar un análisis químico preciso. Hay disponible una amplia variedad de kits de prueba de uno o varios parámetros que incluyen métodos realizados con un cubo de color, un disco checker®, métodos de titulación y turbidimétricos.

Los kits de pruebas químicas colorimétricas de Hanna, rápidos y fáciles de usar, son la solución ideal para el análisis de agua de muchos parámetros químicos. Los kits están equipados con un recipiente transparente, que tiene la escala de colores junto a la muestra que se está probando. Esto hace que el proceso de comparación de colores sea simple y sin errores. Los reactivos son líquidos o en polvo, según el parámetro a medir.

Los kits de prueba Hanna Checker Disc utilizan la tecnología de los kits colorimétricos para proporcionar una mayor precisión y resolución. El Checker® Disc es una rueda de comparación de colores sombreada de oscuro a claro en proporción a la concentración del parámetro químico que se está probando. El usuario coloca el blanco y las cubetas reaccionadas dentro del Checker Disc. Al girar la rueda, el usuario puede encontrar visualmente la concentración que mejor se iguala a la muestra reaccionada. Esta técnica mejora la resolución y la precisión.

Los kits de prueba de titulación son fáciles de usar sin pérdida de resolución y precisión. Para determinar la concentración del parámetro químico, estos kits utilizan una técnica de titulación para contar el número de gotas de titulante necesarias para provocar un cambio de color en la muestra. Los frascos cuenta gotas hacen que la titulación sea extremadamente rápida y sencilla sin comprometer la precisión. El punto final se puede determinar con mayor precisión y simplicidad.

Los kits de prueba de Hanna se suministran listos para usar, completos con todos los accesorios necesarios. Están diseñados para ayudarlo a trabajar mejor, más rápido y más seguro. Todos los kits de pruebas químicas de Hanna utilizan frascos cuenta gotas codificados por colores, que son fáciles de reconocer durante el análisis. Con algunos kits, se proporciona un vaso de plástico con una tapa con puerto para evitar derrames y desechos. Cada kit se fabrica de acuerdo con los más altos estándares de calidad y una Hoja de Datos de Seguridad (HDS) está disponible en línea para cada producto.

  • Diseñado para Aplicaciones Específicas - Los kits de pruebas químicas de combinación de Hanna están hechos a medida para aplicaciones específicas..
  • Incluye Todo lo que Necesita - Los kits de prueba de Hanna incluyen todos los reactivos y accesorios necesarios para su aplicación específica.
  • Ideal para Mediciones de Terreno - Los kits de prueba multiparámetro de Hanna están equipados con un estuche rígido para mantener su equipo ordenado, organizado y fácil de transportar en el terreno. Nuestros estuches de transporte son resistentes, están hechos para durar y se rellenan fácilmente con reactivos de repuesto según sea necesario.
  • Instrucciones Completas - Cada kit de análisis químico se suministra con un manual de instrucciones completo y fácil de entender. Los manuales guían al usuario paso a paso a través del análisis, lo que facilita incluso al personal no técnico la realización de pruebas.
  • Una ventaja más:pHep® exclusivo de Hanna para mediciones de pH
    Para aquellos kits que ofrecen mediciones de pH, Hanna ha incluido el probador electrónico exclusivo pHep para que su análisis de pH siempre sea rápido y confiable. Las tiras reactivas de pH tradicionales tienen una precisión limitada y no cubren todo el rango de pH. Debido a la larga vida, alta precisión y rango extendido del pHep, estos problemas se evitan.

Agitadores Magnéticos

Hay dos tipos de agitadores magnéticos; mecánico y electrónico. La mayoría de los fabricantes de agitadores magnéticos utilizan el método mecánico, utilizando acero y aluminio para el material estructural y métodos anticuados de control de velocidad. Estas unidades no solo son muy pesadas, sino también muy imprecisas para mantener una velocidad de agitación constante. El uso de estos materiales y métodos parece hacer que las unidades sean fuertes y resistentes, pero en cambio son engorrosas y obsoletas.

Algo tan simple como disolver completamente las sales en un medio es, en realidad, una ciencia. A menudo, esto no se puede lograr con procesos mecánicos simples. La única opción que tiene el usuario con los productos mecánicos es aumentar el tiempo de agitación o la temperatura. Con el electrónico, se puede hacer más ... el enfoque de Hanna es electrónico.

Speedsafe™ de Hanna

Sensor de velocidad y limitador: Cada agitador de Hanna está equipado con un dispositivo de detección de velocidad (opto-sensor) junto con un FVC (convertidor de voltaje de frecuencia), que monitorea la velocidad. Cuando la velocidad alcanza un nivel máximo pre establecido, el limitador de velocidad apaga el VCO (oscilador controlado por voltaje) para disminuir la velocidad del motor. Esto asegura que cuando se retira la carga repentinamente del agitador, el motor no acelerará a una velocidad alta que sea peligrosa tanto para el usuario como para el agitador; una característica que no se encuentra comúnmente en los agitadores convencionales.

Ingeniería Sofisticada

Las piezas del agitador están diseñadas y fabricadas según especificaciones estrictas para garantizar una fiabilidad absoluta. Todos los componentes están montados en una carcasa moldeada cubierta con plástico ABS o placa de acero inoxidable a prueba de salpicaduras y químicamente resistente. Una vibración mínima y un brazo giratorio bien equilibrado brindan años de funcionamiento sin problemas.

Electrodos & Sondas

Soluciones

Reactivos

Proceso

Accesorios

Fotómetros

Turbidímetros

Hanna ofrece turbidímetros basados ​​en los dos Métodos siguientes:

  • ISO 7027 “Calidad del Agua: Determinación de Turbidez”
  • Método USEPA No.180.1, “Turbidez”

Se recomiendan longitudes de onda específicas para cada método. Para la USEPA y los Métodos Estándar, se recomienda la longitud de onda en el rango visible del espectro, donde el método ISO Europeo requiere una fuente de luz infrarroja.

El Método Infrarrojo (ISO 7027)

La norma ISO 7027 especifica los parámetros clave para el sistema óptico para medir la turbidez del agua potable y superficial, utilizando el método métrico basado en formazina. Los medidores de turbidez ISO funcionan pasando un haz de luz infrarroja a través de un vial que contiene la muestra que se va a analizar. La fuente de luz es un LED infrarrojo de alta emisión. Un sensor colocado a 90° con respecto a la dirección de la luz detecta la cantidad de luz dispersada por las partículas no disueltas presentes en la muestra. Un microprocesador convierte estas lecturas en valores FTU (FNU).

Método Aprobado por la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (180.1)

El Método USEPA 180.1 especifica los parámetros clave para el sistema óptico para medir la turbidez del agua potable, salina y superficial, en un rango de 0 a 40 NTU, utilizando el método nefelométrico.

Los medidores que cumplen con los métodos aprobados por la EPA están diseñados para cumplir o superar los criterios especificados por el Método 180.1 de la USEPA y el Método Estándar 2130 B.

Hanna Instruments ofrece una amplia variedad de instrumentos para medir la turbidez. Los productos incluyen medidores portátiles y de sobremesa que se basan en la metodología ISO y EPA. Se encuentran disponibles medidores portátiles especializados para monitorear bentonita en vino y neblina en cerveza..