La Historia de Hanna

En 1978, Hanna Instruments fue fundada en Limena, Italia por Oscar y Anna Nardo. Desde entonces, Hanna Instruments ha crecido hasta convertirse en una líder mundial en el desarrollo de la instrumentación electro-analítica. El desarrollo de nuevos productos para los clientes que no hubieran utilizado normalmente la instrumentación, es lo que ha llevado la empresa al éxito.

En los años 80, la compañía tenía la misión de proporcionar un medidor de pH que fuera asequible, preciso y fácil de usar. El resultado fue el pHep (papel electrónico de pH). Este medidor utilizó un circuito integrado para medir la respuesta del voltaje de un electrodo de pH empaquetado en un medidor de bolsillo. La calibración del medidor se realizó manualmente y el precio fue inferior a $50 USD.

Tener una operación simple y un precio muy asequible trajo las ventajas de una medición electro-analítica de pH a las masas. Ya sea un agricultor que busca medir el pH del suelo o el operador de prensa de impresión que necesita medir el pH de una solución de fuente. Hanna Instruments proporcionó al usuario una alternativa electrónica precisa al papel de tornasol y a los indicadores químicos.

Hanna Instruments tiene un historial de desarrollo de productos innovadores que facilitan la realización de mediciones analíticas a un precio asequible. Muchas innovaciones introducidas por Hanna son ahora la norma para la industria de la instrumentación.

Groline



Estas innovaciones incluyen:

Electrodos de pH con sensor de temperatura incorporado.

Medidores de pH portátiles a prueba de agua.

Colorímetros para un solo parámetro.

Medidores de conductividad portátiles con una única sonda.

Medidores multiparámetros de mano.

Medidores portátiles multiparámetros con GPS incorporado.




Hanna Instruments está actualmente encabezada por Martino Nardo, hijo de Oscar y Anna Nardo. Bajo la dirección de Martino Nardo, Hanna Instruments continúa desarrollando productos innova-dores y únicos. Las más recientes incluyen el medidor multiparámetro más delgado del mercado y los sensores de pH que incorporan la tecnología Bluetooth Smart. El medidor edge para pH/CE/OD se lanzó en 2014 y tiene un espesor de solo 5 milímetros. El edge utiliza sensores digitales con un conector de 3.5 mm y para cambiar de un parámetro al siguiente, todo lo que el usuario tiene que hacer es desconectar y enchufar un sensor diferente. También en el 2014, se lanzó el electrodo de pH Halo. Este electrodo es el primer electrodo de pH/temperatura con Bluetooth. El Halo transmitió los datos de medición de forma inalámbrica a un iPad de Apple que estaba ejecutando la aplicación Hanna Lab. En 2015, se lanzó el edge blu que llevó la conectividad Bluetooth a un medidor de pH. Ahora el Halo puede ser utilizado con una computadora tipo tablet o un medidor de pH tradicional. La línea Halo de electrodos de pH continúa expandiéndose para adaptarse a la diversidad de aplicaciones. Estos sensores habilitados para Bluetooth están estableciendo un nuevo estándar y es seguro decir que serán más comunes en el futuro.


 

Ser un líder en innovación es solo una parte de nuestra historia. No solo somos diseñadores de instrumentación, sino también un fabricante integrado. Desde una idea original para un producto, hasta el producto terminado, controlamos todo el proceso. Empleamos a nuestros propios ingenieros que diseñan los circuitos y programan el firmware para los medidores. Utilizamos máquinas de tecnología de superficie (SMT) para poblar las placas de circuitos, máquinas de moldeo por inyección para fabricar cajas de medidores y otros plásticos, fabricación química de soluciones y reactivos, sopladores de vidrio para la fabricación de electrodos de pH y ORP, e incluso los materiales de embalaje. Todo se hace en casa. Esto garantiza un producto de alta calidad al tiempo que reduce el costo al no subcontratar a terceros. Aún más importante, permite la flexibilidad para producir series cortas de productos. Lo que significa que si la demanda del mercado para un producto en particular es muy limitada, seguiremos produciéndola porque sabemos que hay un cliente que requiere una solución única y no una talla general que se ajuste a todo tipo de productos.

Hoy, Hanna fabrica más de 3,000 productos en instalaciones de producción ubicadas en Estados Unidos, Rumania, Italia y Mauricio. Estamos orgullosos de ofrecer soluciones únicas para nuestros clientes. Continuamos esforzándonos por comprender los desafíos a los que se enfrentan nuestros clientes al realizar mediciones analíticas para poder desarrollar una solución que proporcione una manera simplificada y precisa de medir.

La historia de Hanna Instruments se replica en Chile, con más de 20 años de presencia en el territorio nacional, conformada de un grupo de profesionales y técnicos de la industria química altamente capacitados, para entregar a cada uno de nuestros clientes soluciones eficientes a las necesidades reales, con equipos de alto nivel de precisión y asesoría técnica para todas las industrias.

Nuestros principales mercados abordados son aguas, laboratorios y alimentos, donde somos líderes indiscutidos a nivel nacional. Además de seguir incursionando en mercados tales como minería, agricultura, entre otros, y seguir contribuyendo a la satisfacción de las necesidades de los mercados y sus procesos, con el apoyo de nuestros departamentos de servicio técnico y consultoría científica que extienden nuestro sello de excelencia que nos caracteriza.

Hoy Hanna Instruments Chile se ubica en el polo industrial más importante de la capital, y representa la distribución exclusiva, desde el año 2000. Durante los años 2010 y 2015 Hanna Instruments Chile colaboró en el proceso de apertura y consolidación de las filiales de Brasil, Bolivia y Colombia. Actualmente contamos con la certificación ISO 9001-2015, que garantiza a nuestros clientes procesos eficientes y confiables.